Aseo y cuidado de los animales domésticos

Al igual que sucede en las personas, los cuidados regulares pueden ayudar a que los gatos y perros tengan un mejor aspecto. Cepillar a los animales les ayuda a distribuir sus aceites naturales, , eliminando nudos y enredos.

1

Lo ideal es cepillar a los animales domésticos todos los días, lo que podría prevenir la aparición de pulgas y garrapatas. A la mayoría de los perros les gusta el agua, y van a tolerar una cierta cantidad de champú, lo que hace que todo se vuelva una tarea más fácil.

Los perros que viven al aire libre necesitan más del baño que aquellos que viven en el interior. Después de un baño con champú, los perros quedan suaves y perfumados y conviene secarlos bien para que no se resfríen. Una alternativa al champús para baño líquido es el champú en seco.

Hay que tener en cuenta que a los perros les gusta revolcarse en la tierra apenas se terminan de bañar, por eso es muy importante dejarlos bien secos y esperar una hora antes de dejarlos salir a la calle.

Los gatos se pueden limpiar con una esponja húmeda, o con champú en seco, evitando el baño en agua, ya que los gatos generalmente no la toleran y lo más probable es que terminen todos arañados con sus garras.

Para la época de frío, lo mejor es tener a los perros abrigados con un chaleco. Aunque parezca algo raro para un animal, los animales domésticos no conservan las mismas defensas que un animal salvaje, por lo mismo es más frágil a las inclemencias del tiempo.

Todos los días hay que limpiarle la cara a las mascotas, usando una toallita húmeda. Limpien el exterior de las orejas, los ojos y la nariz por su parte externa, tratando de no hurgar muy adentro o se puede enojar y morderlos.

Foto: flickr

LEAVE A COMMENT