Astenia primaveral

Una de cada diez personas sufre en mayor o menor medida astenia primaveral. Este trastorno, que surge con la llegada del buen tiempo, se caracteriza por un profundo cansancio, agotamiento, decaimiento y falta de energía para realizar la actividad habitual. La astenia primaveral esta causada por una disminución de betaendorfinas en el plasma, sustancias que regulan el sistema bienestar malestar, que al alterarse produce una sensación de decaimiento y agotamiento.

Existen dos tipos de astenia primaveral: de origen físico que se suele manifestar a través de cansancio y debilitamiento corporal, y de origen nervioso que se caracteriza porque la persona muestra un especial cansancio a la hora de realizar alguna actividad mental.

Síntomas de la astenia primaveral

· Tristeza inexplicable.

· Irritabilidad.

· Falta de apetito.

· Cierta pérdida de memoria.

· Tensión arterial baja.

· Tono vital bajo.

· Ausencia de interés sexual.

· Dolor de cabeza y malestar general.

· Debilidad muscular para hacer cualquier esfuerzo.

· Cansancio.

Pautas para afrontar la astenia primaveral

· Dormir todo el tiempo necesario.

· Practicar ejercicios de relajación.

· Hacer ejercicio.

· Seguir una alimentación a base de alimentos energéticos: dátiles, frutos secos, plátanos, legumbres, pastas, chocolate.

Complementos dietéticos para la astenia primaveral

· Jalea real: actúa como estimulante, tonificante y euforizante, por ello resulta muy eficaz en los estados de astenia, fatiga mental y física.

· Polen: tiene propiedades equilibrantes, vigorizantes y energéticas.

· Levadura de cerveza: contiene vitaminas del grupo B.

· Oligoelementos: como el cobre, fósforo, hierro y manganeso de gran ayuda en estados de fatiga y astenia.

Imagen: La revista de Ana Rosa

Originally posted 2010-03-24 16:15:00.

LEAVE A COMMENT