Benidorm Spa: relájate en un circuito spa

En la actualidad poco somos los que podemos resistirnos a las bondades y los beneficios tanto físicos como anímicos que nos provocan el hecho de acudir a algún establecimiento que ofrezca servicios de spa, salud y bienestar.

Sumergirse en un jacuzzi, dejar que nuestro cuerpo sienta el contraste de sumergirse en una pileta de agua fría tras haber estado dentro de un baño turco, o notar como nuestros pies se activan al pasar sobre las piedras del pediluvio, son experiencias que una vez vividas es difícil que no se quieran repetir.

Y es que no es necesario acudir a tecnicismos médicos que nos hablen de las propiedades relajantes y vigorizantes de un circuito de spa para ser consciente, una vez que lo probamos, de que está actuando de forma efectiva y rápida sobre nuestro estado de salud.

Pero aunque prácticamente no hay ya núcleo urbano en el que no podamos encontrar uno o varios centros de este tipo, lo cierto es que las propiedades y los beneficios derivados de un centro de spa parecen verse aumentados cuando éste se sitúa en algún lugar especial.

Porque el entorno no hace más que potenciar los efectos de la terapia, de forma que si en una gran ciudad, envueltos en la prisa y el estrés, visitamos un centro de spa, notaremos al terminar la sesión un gran relax. Pero cuando el spa se sitúa en un lugar lejos del bullicio y completamente disociado de la vida diaria, el efecto puede llegar a ser mágico.

¿Qué ocurriría, por tanto, si unimos el spa a nuestro periodo vacacional? Pues lógicamente los beneficios se verían potenciados por nuestra propia actitud a la hora de acudir al mismo. Y si además tenemos el centro de spa en el mismo hotel donde nos alojamos, en nuestro periodo vacacional o en esa escapada de fin de semana, puede llegar a ser una experiencia inolvidable.

Esto último puede ocurrir en todos los casos ya que hoy día es raro el lugar de España donde queramos escaparnos que no tenga uno o varios establecimientos hoteleros que ofrezcan un centro de spa entre sus servicios. Y el caso de Benidorm no iba a ser una excepción.

Probablemente cuando hablamos de Benidorm la primera imagen que se nos viene a la cabeza sea el sol y la playa, unido a una importante vida nocturna y quizá incluso pensemos que poco puede aportar un spa a cualquier hotel de la zona. Nada más lejos de la realidad.

Y es que Benidorm no es sólo playa, fiesta y aglomeraciones y no es un destino únicamente visitable durante el periodo veraniego. Al contrario, probablemente escaparse a Benidorm en cualquier otra época del año nos haga descubrir a ese Benidorm un tanto desconocido y oculto bajo el bullicio estival.
El paseo marítimo, donde el buen tiempo es prácticamente una constante, la parte histórica de la ciudad con el Castillo como principal monumento, sus parques de atracciones y otras pequeñas localidades que lo circundan lo hacen un destino adecuado en cualquier época del año.

Y si a esos atractivos le unimos la posibilidad de poder alojarnos a unos precios muy razonables en cualquiera de los más de quince hoteles que se encuentran en el propio Benidorm o a menos de diez kilómetros del mismo y que incluyen entre sus servicios un centro de Spa, la experiencia puede ser increíble.

Desde hoteles de cinco estrellas hasta un camping resort, todos los servicios y todos los precios están incluidos en el conjunto de los hoteles con spa de Benidorm y alrededores. Ahora no tenemos excusa para no disfrutar de los encantos de Benidorm y de los beneficios de un servicio de Spa, unidos en un establecimiento hotelero de primer nivel que haga de nuestras vacaciones algo inolvidable.

Originally posted 2012-10-13 08:49:16.

LEAVE A COMMENT