Brioche

Tiempo de elaboración: 15 minutos, más tres horas de fermentación

Nivel de dificultad: Fácil

Ingredientes para 500 gramos aproximadamente:

–         250 gramos de harina de fuerza

–         5 gramos de sal

–         15 gramos de azúcar

–         Dos huevos y medio

–         10 gramos de levadura de cerveza

–         Tres Cl. de agua templada

–         125 gramos de mantequilla

Preparación:

Tamizar la harina sobre la superficie de trabajo, mezclarla con la sal, y formar un volcán.

Desleír la levadura en un poco de agua templada y verterla en el centro del volcán de harina, junto con el azúcar y los huevos.

Mezclar con la punta de los dedos, ampliando el movimiento para  amasar todos los ingredientes.

Formar una bola, que deberá estar algo blanda. Golpear la masa con fuerza sobre la superficie de trabajo, doblándola sobre si misma para que adquiera elasticidad, si queda demasiado dura, se puede añadir un poco de agua o medio huevo. Coger la mitad de la masa e incorporar la mantequilla ligeramente ablandada. Mezclar con la masa restante, cortando la masa y volviéndola a amasar.

Poner la masa en un cuenco amplio y cubrir con un film transparente. Dejar que la masa repose en un lugar caliente hasta que su volumen se haya triplicado.

Al cabo de este tiempo, golpear la masa contra la superficie de trabajo espolvoreada con harina para desinflarla. Doblar la masa sobre si misma varias veces.

Si se dispone de tiempo suficiente, dejar fermentar la masa nuevamente en un lugar más fresco para endurecer la masa y facilitar su utilización.

Cortar la masa y ponerla sobre una placa en un molde. Dejar fermentar hasta que triplique su volumen, pintarla con huevo batido y meterla en el horno a temperatura media. Las piezas grandes deberán cocer a temperatura  más suave.

Es imperativo detener la fermentación en su momento mediante la cocción. Los fermentos, que son numerosos, darían mal sabor y un feo color a la masa.

Se puede preparar la masa de víspera, en cuyo caso debe reducirse la cantidad de levadura, meterla al frigorífico después de la primera fermentación y utilizarla al día siguiente.

También se puede congelar en pequeñas cantidades

Originally posted 2009-01-06 22:48:15.

LEAVE A COMMENT