Británica de 104 años nos enseña que no existe edad para dejar de aprender

Pocas imaginamos llegar más allá de los noventa años, menos pasar los cien, pero Ivy Bean, una bisabuela ivybeaninglesa de 104 años, nos demuestra que la edad no es impedimento para ir a la par con lo que ocurre en el mundo.

Ivy Bean es la usuaria más longeva de Twitter, un servicio donde se intercambian mensajes cortos con gente  de todo el mundo, y además de marcar récords por su edad, también lo hace en la cantidad de personas que espera diariamente sus escritos, ya que posee la no despreciable cantidad de casi 40 mil seguidores.

Residente de una casa de reposo, nunca dejó de interesarse por lo que pasaba en el mundo, y cuando la Internet se masificó, Ivy decidió unirse a la revolución tecnológica, siguiendo sus adelantos de cerca.

Actualmente esta bisabuela de dos niños, y un par más por nacer, pasa sus días con sus amigos, familia y su querida computadora, visitando sitios como Facebook, donde interactúa con sus cinco mil amigos virtuales.

Un verdadero ejemplo sobre que la vejez es un estado mental, y que una mente activa nos permite tener una mejor salud, además de hacernos llegar a los años dorados en buena forma, y con ganas de seguir creciendo y aprendiendo, pues para ello no existe edad.

Imagen: CNN

Originally posted 2009-09-09 08:30:45.

LEAVE A COMMENT