Cigarrillo y peso corporal

Los fumadores dicen siempre que cuando dejan de fumar engordan. Qué hay de cierto en esa afirmación y cuánto de mito es lo que se ha estado investigando últimamente y se descubrió que el cigarrillo aumenta la actividad de un gen que promueve la destrucción de la grasa corporal, aunque también influyen otros factores, como que disminuiría la ansiedad y con ello la predisposición a comer.

Los fumadores activan un gen llamado AZGP1, que es el responsable de la destrucción de la grasa y el peso corporal, es por esto que los fumadores crónicos tendrían un peso corporal por debajo de la media y tenderían a engordar cuando abandonan el cigarrillo.

Otro factor que influye en el aumento de peso cuando se deja de fumar, es que se comienza a comer más porque se pierde un refuerzo metabólico que da la nicotina. Se encontró que los pacientes de cáncer tienen sobreactivada la actividad de ese gen que adelgaza, y esto nos hace pensar que los beneficios versus los riesgos de fumar no resisten capacidad de análisis.

Considerando todas las consecuencias negativas que causa el cigarrillo sobre la salud bucal, de los pulmones y el organismo en general, creo que no se justifica mantener el mal hábito sólo porque ayuda a mantener el peso corporal, porque además se va perdiendo el sentido del gusto y del olfato, y con esto, qué gracia tiene la vida, si comer y disfrutar de aroma de un bouquet de flores ya no causa nada.

Para mantener el peso es mejor controlar la actividad física, mantener hábitos saludables de alimentación y respirar bien.

Originally posted 2009-05-14 22:25:00.

LEAVE A COMMENT