Cláusulas del contrato romántico

Partiendo de la base de que todo se desgasta con el tiempo, me niego a pensar que algún día desaparecerá esto que siento por mi pareja. Sabemos que estas cosas pasan. Todas hemos tenido relaciones que no nos han salido bien y personas a las que hemos conseguido olvidar con más o menos esfuerzo. Pero llega un día en que encontramos al definitivo, ¿no? Yo por lo menos confío en eso. Y prefiero pensar en el día a día, en lo bonito que estoy para que sea igual mañana. Es posible que eso sea lo que les ocurre a algunas parejas, que se agobian con eso de “para siempre”

Ahora que he llegado a la conclusión de que mi deseo es que lo mío con mi pareja sea para siempre, sabemos que hay recetas para estar siempre dentro de la normalidad. Hay que tener en cuenta que una pareja la forman dos personas, que son en el fondo dos mundos y que hay épocas en las que estamos mejor con nuestras parejas y otras en las que estamos peor. Al fin y al cabo lo que tenemos es un contrato totalmente voluntario donde las dos partes incluyen sus cláusulas. Son cláusulas en las que las partes deben estar de acuerdo antes de firmar y nunca dar nada por supuesto.

Yo incluyo en mis cláusulas, un piropo diario, demostraciones de cariño con cierta asiduidad, una cena romántica mensual (y como romántica quiero decir él y yo sentaditos ante una cena espacial), respeto para salir con mis amigas en alguna ocasión, ver mis series favoritas den televisión, ir al cine cuando el bolsillo nos lo permita, incluir fotos que me gustan en la decoración, y alguna otra cosa más.

Él por su parte tiene las suyas, muy parecidas a las mías que yo también respeto.

Originally posted 2007-12-28 19:30:04.

LEAVE A COMMENT