Cómo limpiar un acuario

Mantener vivos a los peces no es cosa fácil, ya que requieren de agua dulce, idealmente reposada desde un día antes para que no contenga un nivel de cloro tan alto que envenene a los pescaditos en la pecera.

Las aguas duras son un problema y es por eso que la alternativa es reposarla o bien usar agua purificada que es agua potable que ha pasado por un proceso de limpieza adicional que la deja libre de sustancias tóxicas como el cloro, aunque no elimina en un 100% los metales pesados, pero si la aliviana bastante.

El acuario hay que ponerlo en un lugar donde reciba sombra, para que no se ponga verde tan pronto, el filtro se debe sacar y limpiar solo con un chorro de agua, nada de detergentes que luego sueltan partículas venenosas. Los filtros llevan una esponja que no se debe lavar, ya que allí residen las bacterias benéficas para los peces.

Los vidrios del acuario se limpian con una esponja que no lleve nada de detergentes ni productos de limpieza, la idea es solamente ir soltando lo que se va adhiriendo al vidrio.

Otra cosa importante es no vaciar nunca la pecera, sino que sacarle el agua con un sifón hasta que quede al mínimo y mantener a los peces allí en su hábitat, ya que si los cambian de lugar, es muy probable que se estresen y mueran.

Una vez pasada la esponja, cambiada la mayor parte del agua y limpiado el filtro, se va rellenando la pecera con agua fresca. Hay gotitas que mantienen el agua del acuario limpia por más tiempo.

Originally posted 2009-03-16 15:41:00.

LEAVE A COMMENT