Cocina light

Para cocinar no hace falta ser un experto chef de cocina, sino tener algo de buen gusto y mucha imaginación para atreverse a experimentar mezclas y sabores cada día. Por las exigencias que impone el estilo de vida moderno, también es necesario cuidar la salud, cocinando con bajas calorías.

Unos sencillos tips les ayudarán a cocinar light sin mayor esfuerzo que la cocina convencional y de manera muy económica.

En primer lugar tenemos los aliños, éstos son un elemento indispensable en toda cocina light, ya que reemplazan en sabor a la sal y aportan una inyección de energía. Algunos de los infaltables son el orégano, la pimienta, el romero, el laurel, el tomillo y el curry. Sabores y aromas que energizan y son una buena alternativa a la sal.

Para ir reduciendo el consumo de azúcar, hay que emplear vainilla, muy útil para endulzar postres, queques, frutas y el café de las mañanas.

Los caldos y las sopas hay que dejarlos en el refrigerador hasta el otro día para que suelten la grasa y al día siguiente sea más fácil sacársela de encima antes de recalentarla. De esta forma se ahorran cientos de calorías provenientes de la grasa y el caldo conserva el máximo de sabor.

Las carnes hay que cocerlas sin piel, ya que de hacerlo con piel, la grasa se fija en los tejidos magros. Lo ideal es macerar las carnes un par de horas en una mezcla de hierbas, ajo y cerveza o vino, también pueden ir acompañadas durante su cocción de cebollas, jengibre, mostaza, y jugo de limón o naranja para realzar el sabor.

Originally posted 2009-02-24 05:37:59.

LEAVE A COMMENT