¿Conoces realmente a tu pareja?

Hace poco supe de un estudio que podía predecir matemáticamente la tasa de divorcios de las parejas con una exactitud de un 94% en base a su convivencia diaria. Se investigó a las parejas durante 12 años y los resultados apuntaron a mayor separación cuando había más actitudes hostiles y despectivas, mientras que duraban más cuando había ternura, afecto y comprensión.

Detrás de todos los dramas que reciben los terapeutas, normalmente se esconden varias cosas, como falta de una comunicación efectiva, dialogo, llegar a consensos, comprometerse con acciones que agraden al otro y perdonar.

Cuando hay amor se desea la plena realización del otro, por lo tanto ambos deben luchar por conseguir eso, responsabilizándose de sus aciertos y errores. Es bueno darse cuenta que uno no conoce realmente a la otra persona hasta que entra en crisis, y ahí está la oportunidad de conversar, y poner en claro que es lo que se quiere y qué se rechaza.

Lo difícil de todo esto es volver a confiar, sobre todo cuando estamos regidos por modelos utilizados por nuestros padres, los cuales usamos inconscientemente y a veces es necesario modificar.

La clave y el objetivo de la terapia de pareja es modificar la conducta relacional, la cual es como un hábito, con cosas que serán muy difíciles de cambiar, y habrá que estar atentos a cada minuto de lo que se piensa y lo que se hará, de modo que antes de entrar en una discusión, se pueda analizar la situación en conjunto.

Originally posted 2009-03-26 23:55:00.

LEAVE A COMMENT