Consejos sobre los E-books

En apenas unos años, nuestras costumbres han cambiado de manera más que evidente. La revolución digital ha hecho que pasemos cada vez más horas con nuestros portátiles, consolas de videojuegos y ahora, también con los libros electrónicos. Aunque aún no es una costumbre demasiado extendida, lo cierto es que los ‘e-books’ parecen haber llegado para quedarse y son cada vez más las personas que se apuntan a leer sus libros en un formato digital.

Si estás cansado, déjalo para otro momento. Es de sentido común y sucede de igual manera con un libro convencional.

Ojo con los reflejos. Los e-books cuentan con pantallas de tinta electrónica que no emiten luz; sin embargo, existen modelos que pueden retroiluminarse y que cuentan con un sistema activo de emisión, tal y como lo hacen los portátiles, el ordenador de mesa o la televisión.

Utilízalos a una distancia adecuada. Se establece que la distancia correcta es de 35 a 40 centímetros.

La importancia de parpadear. Evita la sequedad ocular mediante sencillos parpadeos.

Haz pausas. Es aconsejable realizar descansos de cinco minutos por cada hora de lectura, apartando la mirada de la pantalla y enfocando “de lejos” para que descansen los músculos del ojo.

Organiza tu tiempo. Si bien todas las pantallas son adecuadas para un usuario que no cuente con predisposición a tener fatiga visual o problemas en su salud ocular, es bien cierto que las pantallas de plasma cuentan con mayor calidad de contraste, realismo en los colores y mejores ángulos de visión.

Y revisa tu vista. Pasar una revisión anual por un profesional del cuidado de la visión demostrará si la persona está preparada para realizar con efectividad las demandas que exige la lectura en soporte digital, además de detectar posibles problemas en cualquier otro ámbito.

Imagen: http://www.iahorro.com

Originally posted 2010-06-09 15:52:00.

LEAVE A COMMENT