Corazón engañoso y duro

 Vi el filme de Asia Argento, El corazón es engañoso por sobre todas las cosas, hace ya bastante pero escribo recién ahora por propia decisión. Es áspero y duro el filme de esta joven directora italiana. Más allá de los aciertos de una opera que lleva el sello de una búsqueda independiente, que trata de salirse del corsé, que no se queda -con creces- en el mero entretenimiento hay algo que turba de la puesta.

Primero digamos que el libro de JT Leroy sobre el cual se montó la obra es la autobiografía de un joven autodestructivo, adicto a las drogas, taxi boy, más símbolo de  la muerte que de la vida. Digamos también que JT Leroy es el seudónimo de una mujer llamada Laura Albert, que hoy ronda los 43 y es la que en realidad, pasó por todos esos lugares terribles.

Lo que incomoda del filme de Argento es la crudeza de la cámara y la prescindencia  con la que muestra las peores  miserias de los seres humanos. Jeremías y su madre -y sobre todo él que es un niño- viven en un constante infierno, que pone en duda el concepto que tenemos de este verbo. La cámara lo muestra y ya; y te quedas viéndolo como a esos niños que duermen en el suelo del metro.

“Película ideal para viernes” dijo a la salida de la función de prensa, con ese humor que sirve para calmar la angustia,  un crítico de cine con años de oficio. Y es así. No parece haber salida en el mundo de Jeremías y su madre. Ni en el de Asia Argento. Ni en el de Laura/JT Leroy. Y esto indudablemente remite a la preguntarnos por el cine y su razón de ser en el sistema.   

Originally posted 2009-01-05 02:44:21.

LEAVE A COMMENT