Cuando las decisiones familiares dependen de la ex

Con el número de separaciones y divorcios crece también el de familias reconstituidas, es decir, familias en las que uno de los miembros de la pareja, a veces los dos, aporta hijos de su relación anterior.

Si la convivencia en pareja ya es difícil, más lo es en familia, puesto que a más individuos, más posibles conflictos. Si a esto le añadimos que los hijos no son de ambos, puede ser una verdadera bomba.

Como todo, con paciencia y cariño y con mucha voluntad para sacar los proyectos adelante, se puede crear una familia feliz. Al fin y al cabo, son niños. Pero hay otro factor más difícil de sobrellevar: la ex (o el ex).

Una vez que hay hijos de por medio los miembros de una ex pareja siempre quedan atados, ya que hay que decidir miles de cosas sobre los hijos. Esto no es fácil para la nueva pareja que tiene que pagar por el pasado de su marido (o mujer) una y otra vez en su vida diaria.

Por otra parte está el tema de la pensión. Siempre son varios cientos de euros a descontar, con lo que a veces las cuentas no salen. Y mientras hay que aguantar que el ex o la ex se gaste en dinero en cosas que pueden parecer superficiales o inútiles.

Se trata de situaciones cada vez más comunes y que exigen una gran dosis de comprensión por parte de los miembros de la nueva pareja. Cada uno tiene su cruz y algunos varias.

Originally posted 2008-01-08 13:06:48.

LEAVE A COMMENT