Cuida tus senos durante el período de lactancia

Con el terminó del embarazo, tu cuerpo vuelve poco a poco a la normalidad luego de haber servido como “casa” para tu bebé por nueve meses, pero existe una zona que cobra nueva importancia. Se trata de tus senos, los que por al menos seis meses serán la fuente de alimento para el pequeño.

lactancia_materna_no_deforma_pechos Por ello, y para evitar problemas y dolores te presentamos algunos consejos que te ayudarán a cuidar tus senos durante la etapa de lactancia, garantizando que sea una experiencia agradable para madre e hijo.

Cuidado de los pezones: Mientras damos de mamar, nuestros pezones se ven expuestos a sustancias como le leche, saliva y la succión que hace el bebé para obtener su alimento. Por ello debemos cuidar que estén hidratados como forma de prevenir grietas. Para ello existen algunos productos como las cremas basadas en lanolina que además de ser buena para tus pezones no es tóxica para el bebé, quien seguirá mamando de la misma manera sin sentir un sabor extraño.

En el caso de que tus pezones se hayan dañado o agrietado, no debes descontinuar la lactancia. Existen unos pequeños protectores hechos de silicona que permitirán seguir dando de mamar, evitando el dolor que provoca la presión por parte de la boca del bebé.

Si sufres de dolores en los senos o pezones, puedes aplicarte durante el día comprensas en gel especialmente elaboradas para prevenir hinchazones en esta delicada para del cuerpo femenino.

Con los cuidados necesarios, podremos asegurarle a nuestro hijo la alimentación necesaria para que crezca sano y fuerte, además de prevenir dificultades para que tú también disfrutes de ese momento de cercanía y apego con ese pequeño que te cambiará la vida.

Imagen: Bebés y más

Originally posted 2009-10-31 08:30:54.

LEAVE A COMMENT