Cuidado con el uso de bañeras en el embarazo

Después de un día agotador, nada mejor que sumergirse en una bañera con agua caliente, sales y velas aromáticas. Ideal en la mayoría de los casos, pero peligroso durante el embarazo.

hot tubs Las mujeres en estado de gestación deben evitar los baños en agua caliente (sobre 37°,) ya que pueden causar problemas tanto en la madre como en el hijo por nacer. Durante el embarazo, el cuerpo eleva su temperatura con mayor facilidad, lo que puede traducirse en un aumento en la presión sanguínea y una disminución del flujo de sangre hacía el útero.

Pero no sólo el organismo sube su temperatura con facilidad, sino que además tiene problemas para bajarla, lo que aumenta los riesgos, ya que estarás expuesta a un nivel de calor por más tiempo que el recomendado.

Otro efecto potencial que el agua demasiado caliente tiene en el embarazo, es el de producir daños en las células embrionales, las que se encuentran en pleno desarrollo, por lo que se debe evitar su uso sobretodo durante el primer trimestre de gestación.

Pero la alerta no sólo va para las tinas de agua caliente, sino que también para jacuzzis, saunas y toda ocasión donde el calor sobrepase la temperatura normal del cuerpo, por lo que tendrás que buscar una alternativa diferente para relajarte. Un masaje siempre ayuda y además nos cuida.

Imagen: Birthing Mothers

Originally posted 2009-12-11 08:30:24.

LEAVE A COMMENT