Del polvo vienes… y en diamante te convertirás.

diamanteBajo tierra,  o las cenizas al mar? Cada quien decide qué hacer con sus huesos. La mayoría van a una tumba, algunos prefieren cumplir el deseo de sus seres queridos y esparcen sus cenizas en el mar o la montaña, o en su país de origen. También hay quienes guardan las cenizas de la abuela en un espacio preferencial de un mueble en la casa. Pero hay una nueva opción: convertir las cenizas en diamantes.

En Suiza, la empresa Algordanza recibe cada mes entre 40 y 50 urnas funerarias procedentes de todo el mundo, y tras un largo proceso químico, su contenido es convertido en piedra preciosa.

El proceso implica diferentes etapas y varias metamorfosis. Primero, pasan a ser carbono y después grafito. Luego, expuestos a temperaturas de 1.700 grados, se convierten en diamantes artificiales en un plazo de cuatro a seis semanas. En la naturaleza, el mismo proceso lleva milenios. Cada diamante es único. El color varía desde el azul oscuro hasta casi el blanco.

Una vez obtenido, el diamante en bruto es pulido y tallado según los deseos de los familiares del difunto.Quinientos gramos de cenizas bastan para hacer un diamante, y el cuerpo humano deja una media de 2,5 a 3 kilos. El precio de esta gema traslúcida oscila entre 2.800 y 10.600 euros, según el peso de la piedra (de 0,25 a un quilate).

Esta empresa abrió oficinas en una veintena de países y emplea a un centena r de trabajadores en el mundo. La mayoría de los pedidos proceden de familiares que quieren diferenciar el recuerdo de sus seres queridos, aunque hay quienes ya lo deciden antes de morir. También hay seguros de vida que ofrecen este servicio.

Originally posted 2008-07-01 13:32:37.

LEAVE A COMMENT