Dos semanas

Dentro de dos sábados, en lugar de estar en casa viendo la tele, estaré en un salón de celebraciones con 300 personas a mi alrededor, celebrando con mucha alegría que ya la niña se ha casado. Puf… Qué nervios…
Todos los días se habla algo de la boda. Si no es sobre los invitados, es sobre los preparativos, o de si llegaré tarde o no. La puntualidad no ha sido nunca mi mayor virtud. Y la verdad es que ahora mismo estoy bastante tranquila, sobre todo teniendo en cuenta lo nerviosa que he sido siempre. A lo mejor ese día me cuesta salir de mi casa, o tengo que parar cuatro veces antes de salir para ir al cuarto de baño. Pero ahora mismo estoy tranquila.
Otra de las cosas de las que se habla mucho es de los trajes de las invitadas. Como del mío aún no se puede hablar, pues se habla de los vestidos que llevarán cada invitada. La familia más cercana, todas han querido ir de largo. Y tengo muchas ganas de ver a todas lo guapas que irán todas…
Ya queda menos…

Originally posted 2008-08-10 00:58:35.

LEAVE A COMMENT