El cuerpo, esa obsesión

Según información difundida por la Sociedad de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE), de España, cada vez son más las mujeres y los hombres que se ven feas o se muestran disconformes excesivamente con su cuerpo, aunque se encuentren dentro de los parámetros considerados normales socialmente y para los especialistas.

Las conclusiones de los datos abarcan a casos de Europa y América y lo llamativo, o no tanto hoy día, es que afecta en cantidades semejantes a mujeres y hombres. Según los especialistas el principal síntoma de esta patología es que los afectados distorsionan la visión que tienen de su aspecto. Esto afecta su sociabilidad y los lleva a practicarse cirugías absolutamente innecesarias.

Según los especialistas, los primeros indicios de este problema psicológico aparecen en la adolescencia, cuando naturalmente los seres humanos ponen más atención en su aspecto, se preocupan por construir una imagen y, por naturaleza, se sienten más observados. Aunque no hay un patrón corporal uniforme, en general, los afectados objetan la cara (nariz, ojos, labios), el pelo, pero también las piernas o los pechos.  

En muchos casos los afectados dejan de hacer actividades sociales, ver a amistades o ir a lugares públicos, insatisfechos por su aspecto. En otros casos el tiempo que se pasa atendiendo la apariencia física es excesivo y termina por acaparar la mayor cantidad del día. Tampoco hay síntomas exactos pero el interés descontrolado por el aspecto hace pasar horas en el espejo para «esconder» o «mimetizar» el «defecto».

Los especialistas aconsejan que los padres estén atentos y, sobre todo, enseñen a evaluar correctamente la belleza corporal y a sopesarla adecuadamente con las virtudes y valores fundamentales de la persona. También ayuda el ser críticos de los mensajes de los medios de comunicación masiva respecto de la imagen y frente a una preocupación excesiva por el aspecto, por parte de los hijos, consultar al especialista.      

Originally posted 2009-01-28 20:53:52.

LEAVE A COMMENT