El cuidado de los primeros dientes

Los primeros dientes del bebé son todo un acontecimiento que trae alegría y una nueva responsabilidad para los padres: la de cuidar la salud de los primeros dientes.

En principio, cuando comienzan a salir los primeros dientes es normal que se produzca picazón, edema y enrojecimiento de las encías, provocando una tendencia a babear y morder todo. Algunas formas de mitigar las molestias de la primera dentición son los anestésicos locales y las gomitas para morder.

La aparición de los primeros dientes responde a un patrón genético que no es el mismo para todos los niños, por lo tanto, no hay que comparar al niño con otros, ya que todos tienen su ritmo y patrón diferenciado de desarrollo dental, sobre todo en la primera dentadura, ya en la definitiva hay que fijarse que aparezcan todas las piezas.

A veces se producen hematomas y quistes que generalmente se resuelven solos. Hay que consultar al médico cuando ves que no salen algunas piezas dentarias o aparecen dientes demás o superpuestos.

El problema más común de la nueva dentadura son las caries, así que prevenir es vital. El odontólogo evaluará si hay bacterias, dientes susceptibles o contacto prolongado con hidratos de carbono. Para limpiar las primeras piezas dentarias se usa un pañito suave hasta que el bebé esté en condiciones de utilizar un cepillo de dientes blando.

Cuando los primeros dientes se traumatizan, hay que evaluarlos con un odontólogo para niños, ya que los daños pueden ser permanentes si es que la lesión ha llegado a afectar partes blandas.

Originally posted 2009-04-12 23:50:00.

LEAVE A COMMENT