El dinero es energía

dinero volando Una de las leyes fundamentales del Universo es el ritmo. Todo lo que va, vuelve.  Todo lo que quieras recibir, primero deberás darlo.

Si queremos que nos traten bien, tenemos que empezar por ser amables con los demás. Si queremos que tomen en cuenta nuestra opinión, debemos tomar en cuenta el punto de vista ajeno. Este mismo principio se aplica al dinero. Si queremos recibir, hay que dar.

Si queremos que la abundancia entre en nuestras vidas, no tenemos que considerar al dinero como algo que solo sirve para pagar cuentas o adquirir bienes materiales. Hay que empezar a pensar en el dinero como una más de las energías que nos rodean, y como tal, debe fluir y circular.

En el Universo todo está en constante transformación y movimiento. Así como la sangre cuando deja de circular se coagula y se estanca produciendo situaciones indeseadas, así sucede con el dinero cuando se estanca y no circula. Pocas cosas son tan dañinas como la energía estancada, porque a poco de estarlo, se convierte en una fuerza negativa. El participar en la circulación del dinero es básicamente la certeza, la confianza en el Universo, sabiendo que volverá a nosotras multiplicado.

Una actitud altamente positiva en cuando a la circulación del dinero es bendecirlo. Tanto cuando se recibe, como cuando lo entregamos. De esta manera además de volver a nosotras multiplicado, lo cargamos de energía positiva que beneficiará a quien lo reciba después.

Hay dos frases que me enseñaron hace años, que obran milagros. Al principio es un ejercicio mecánico, pero con la práctica se incorpora naturalmente y se percibe interiormente un sentimiento liberador, de gratitud y confianza con el Universo.

Al recibirlo di:   "Por el amor de Dios que hay en mi, bendigo este dinero y que en mis manos se reproduzca"

Cuando lo entregas:    "Por el amor de Dios que hay en mi, bendigo este dinero y que en tus manos se reproduzca"

Ahí donde ponemos nuestra atención, está nuestra energía, multiplicándose. Por lo tanto, si vivimos obsesionadas por las cuentas  a pagar o porque no nos alcanza el dinero para comprar  lo que deseamos o necesitamos, mayor serán las dificultades.

Creamos nuestra realidad a partir de nuestros pensamientos. Esta es otra ley Universal que se aplica creas en ella o no. Así que piensa positivamente en el dinero, y el dinero vendrá a ti.

Originally posted 2008-03-30 16:53:52.

LEAVE A COMMENT