El dormir no sólo sirve para descansar

Llegamos a casa agotadas después de un largo día en el trabajo, a lo que muchas veces se suman las labores del hogar y el cuidado de los niños. La hora de dormir se acerca, ofreciéndonos ese descanso que nos permitirá funcionar al día siguiente.

Pero las horas que pasamos durmiendo no sólo juegan un rol importante para mitigar la fatiga del día, sino que también juegan un papel vital para evitar problemas de salud tanto física como mental.

Estudios han señalado que las personas que no duermen lo suficiente o presentan un sueño de mala calidad, estarían predispuestas a sufrir problemas cardiacos producto de alzas de presión, presentar migrañas, exacerbar los síntomas y consecuencias de enfermedades ya diagnosticadas como la diabetes. Incluso puede provocar un desequilibrio hormonal que afecta a todos los sistemas de cuerpo.

En el ámbito mental, el mal dormir puede llevar ha aumentar los niveles de estrés, detonar una depresión. A la mañana siguiente despertaremos irritables, lo que incidirá directamente en nuestra actitud hacia los demás y rendimiento en las actividades diarias.

Los médicos recomiendan que los adultos deben dormir a lo menos seis horas de forma ininterrumpida cada noche, señalando que las siestas durante el día no sirven para completar o remplazar lo no dormido la noche anterior. En caso de niños y adolescentes, será necesario un descanso más extenso para favorecer su crecimiento, salud y establecer hábitos que les serán útiles el resto de sus vidas

Originally posted 2009-04-02 15:24:34.

LEAVE A COMMENT