El robo de riñones

La mayoría de nosotros damos por sentado que estaremos completos el día de mañana, sin dudar siquiera que luego de una salida nocturna todo eso puede cambiar. Nos creemos invulnerables y salimos sin sospechar siquiera de quienes se nos acercan, muchas veces son ladrones de órganos encubiertos que intentan embaucarnos de alguna forma para despojarnos de nuestros órganos.

1

El robo de órganos es una industria muy lucrativa, ya que un riñón puede llegar a costar unos USD 10.000 fácilmente en el mercado negro. Una de las principales causas de muerte es la falta de un riñón y el robo de riñones, es uno de los delitos con mayor crecimiento en la historia moderna, y no sólo es un delito que despoja a las víctimas de una parte esencial de su cuerpo, sino que también le dejan avergonzado y violado.

El modus operandi más común se da un bar, donde normalmente hombres y mujeres delincuentes se acercan a sus potenciales víctimas, comienzan a conversar, les invitan a un trago que les debilita la consciencia o derechamente los deja inconscientes y las víctimas, despiertan al día siguiente sobre una bañera con hielo.

Hay veces en que las victimas ni siquiera se percatan que les han robado los órganos, y es cuando comienzan a tener síntomas como ganas de orinar muy seguido o casi nada, pérdida de apetito y vómitos , hinchazón de manos o pies, somnolencia y detectan una cicatriz en su espalda es que se dan cuenta que les han robado.

Como consejo para protegerse, nunca acepten a que les inviten a tomar un trago gente desconocida, ni tampoco vayan a lugares solitarios. En caso de aceptar un trago, pídale a esa persona que beba un poco de su bebida, si se niega seguro que hay algo sospechoso en ella, pero lo mejor es no aceptar nada. Sospecha también de cualquier persona que ande con una bolsa de médico, si no es médico. Protegerse es la única manera de prevenir.

Foto: flickr

Originally posted 2009-09-26 10:11:00.

LEAVE A COMMENT