El secreto de las relaciones duraderas (II)

Desarrollar la capacidad de amar requiere de un entrenamiento previo en las personalidades idealizadoras del amor y de los demás, y ante esto, hay algunas recomendaciones de expertos que te pueden ayudar, a fin de conseguir una relación duradera:

1

Reconocer y luchar con los demonios interiores: Esto implica ir tras los demonios de la infancia, es decir, ir tras el trasfondo de esos sentimientos que te dicen que no eres suficientemente bueno, que hay algo malo en ti y que nadie te amaría si te conociera. Si se analiza bien el asunto, esto no viene de la nada, y hay que ver las primeras relaciones que te hicieron sentir y pensar así.

Aceptarse con las imperfecciones: Si uno no se acepta a sí mismo como alguien imperfecto, entonces, no podrán aceptar jamás a otra persona tal cual es. La perfección es una rigidez mental que no les permitirá disfrutar de las cosas tal cual son.

Ser uno mismo: No hay que actuar como una persona complaciente para intentar caer bien a los demás. Lo mejor es ser auténtico y mostrarse como se es, sin intentar estar complaciendo todo el tiempo al otro, ya que además, se crea un desequilibrio de poder, en una relación dinámica, donde tú siempre tienes que complacer a la otra persona. Hay que vencer el miedo a que nos conozcan tal cual somos.

El temor de ser amado es el temor de ser descubierto y conocido, de mostrar las vulnerabilidades y los aspectos que no te gustan de ti mismo a otros, cosa que es absurda, porque todos tenemos cosas que queremos cambiar o mejorar de nosotros mismos. El verdadero amor comienza por derribar los juicios y prejuicios y comenzar a aceptarse uno mismo tal cual es.

Foto

LEAVE A COMMENT