El sueño con 1 año

En esta etapa tu bebé probablemente esté durmiendo alrededor de 11 a 12 horas por la noche y dos siestas por día de una hora y media a dos horas por vez. Asegúrate de que duerma lo suficiente: el sueño es esencial para su desarrollo. Además, intenta cumplir un programa de siestas estricto. Si eso falla, es posible que tengas más problemas para ponerlo a dormir por la noche, y que comience a despertarse más a menudo.

Este es el momento para continuar trabajando con las técnicas que tú y tu bebé han aprendido los meses anteriores, que incluyen:
Seguir una rutina constante a la hora de irse a dormir.
Vale la pena repetirlo: tanto tú como tu bebé os beneficiaréis de una rutina a la hora de irse a dormir por la noche. Puedes optar por la manera ya comprobada — bañarlo, leerle un cuento para dormir, y arroparlo — o añadir un juego tranquilo a esta combinación. Sólo asegúrate de seguir la misma rutina todas las noches.

Asegurarse de que tu hijo tenga un programa regular, un horario para irse a dormir y horas para las siestas.
El horario para irse a dormir funcionará mejor si te esfuerzas por ser constante en el resto del programa diario de tu bebé. Si las siestas, las comidas, los juegos y los momentos para prepararse para ir a la cama suceden aproximadamente a la misma hora todos los días, habrá muchas más probabilidades de que tu bebé se quede dormido sin ningún problema.

Darle a tu hijo muchas oportunidades de quedarse dormido por sí solo.
Es importante que tu bebé tenga la oportunidad de practicar esta importante destreza.

Imagen: http://apesardetodo.files.wordpress.com

Originally posted 2010-04-28 09:31:00.

LEAVE A COMMENT