El uso del DIU

Todas conocemos su nombre, pero no todas sabemos como se utiliza. Es uno de los dispositivos más eficaces que existen a largo plazo. Y no por ser el dispositivo más antiguo es menos eficaz. Se trata de un pequeño dispositivo de plástico que contiene bien un hilo de cobre o bien hormonas (depende del dispositivo que elijas en función de tus necesidades, alergias…). El DIU de cobre dificulta el paso de los espermatozoides en su trayecto para evitar la fecundación ya la implantación en el útero. En cambio el DIU con hormonas libera progestágeno (una hormona que impide la ovulación) de forma progresiva, combinando los efectos del DIU con los hormonales. Una vez colocado es efectivo de 3 a 5 años.

Lo colocará tu ginecólogo con un aplicador para introducirlo a través de la vagina en el útero. Su eficacia anticonceptiva es igual que la de los tratamientos hormonales, superior al 99%. Es muy cómodo de usar ya que lo coloca el médico y te olvidas, así no corres los riesgos que con las pastillas hormonales. Es un método a largo plazo y es compatible con el uso del preservativo.

Sin embargo, puede ser expulsado espontáneamente en alguna ocasión, aunque es raro que ocurra. Tendrá que insertarlo y extraerlo un médico especializado. El DIU de cobre puede ocasionar reglas abundantes y dolorosas (por supuesto está contraindicado para alérgicos al cobre). El DIU con hormonas puede dar lugar a menstruaciones irregulares. Y si tienes relaciones sexuales con diferentes parejas, será mejor que utilices también métodos de barrera (preservativo femenino o masculino) que protegen  frente al SIDA y a otras Infecciones de Transmisión Sexual.

Originally posted 2008-02-04 15:55:03.

LEAVE A COMMENT