Elaboración de sales de baño

imgLa elaboración de  sales de baño es absolutamente fácil. Lo único que debes tener en cuenta es utilizar materiales de buena calidad, para que la piel no se dañe. Nada mejor que regalarse un baño de inmersión con sales después de un largo día.

Materiales:

  • Sal (sal gruesa de la que usas en la cocina, o sal marina, que se consigue en dietéticas)
  • Colorante (debe ser para uso cosmético o alimenticio)
  • Esencia (debe ser para uso cosmético o para aromaterapia)
  • Recipiente para mezclar, preferentemente de vidrio
  • Cuchara de acero inoxidable
  • Envases

Elaboración:

Ten preparado el o los envases que vas a utilizar; pueden ser frascos de vidrio, de plástico o acrílico. También pueden ser bolsas de celofán (siempre que sean gruesas). No prepares más cantidad de sales de las que puedas envasar para no desperdiciar nada. Lo mejor es medir la cantidad, colocando la sal en el envase que vayas a usar.

Coloca la sal en un recipiente para mezclar. Incorpora unas gotas de colorante, mezcla muy bien para que se unifique el color. Si necesitas que sea más intenso, le puedes agregar un par de gotas más. Luego incorpora la esencia que hayas elegido, espera unos minutos; aléjate un poco y vuelve a acercarte para sentir el aroma. Si es necesario le agregas unas gotas más.Evita en todo momento empapar las sales; éstas deben estar secas antes de envasarlas.

SALES EFERVECENTES (con ellas la piel se prepara para la acción de otros bálsamos y aceites esenciales que contengan las sales). Una vez elaboradas las sales aromáticas, y estando secas, le incorporas una mezcla tamizada de:

1 parte de ácido cítrico
1 parte de bicarbonato de sodio

Las sales de baño no están indicadas para personas hipertensas.

Originally posted 2008-09-13 09:10:09.

LEAVE A COMMENT