Elecciones que se hacen en pareja

Construir una pareja es una de las tareas más difíciles que podemos enfrentar los seres humanos.

Y es que todas las personas (hombres y mujeres) tenemos una terrible tendencia a querer tener siempre la razón, y en cierta medida a «salirnos con la nuestra».

De tal forma que en el momento en que dedicimos pasar del «yo» al «nosotros», nuestro ego y nuestra antigua forma de ser reciben un fuerte impacto y ponen a prueba nuestros cimientos psicológicos.

Pongamos un ejemplo. Generalmente será él quien elija los anillos de compromiso, pero seremos nosotras quienes en último término nos reservaremos el lujo de decir «sí» o «no», cuando hay decisiones que deben tomarse en conjunto. Desde ese momento, el avanzar hacia casarse o vivir juntos, la elección del hogar y la forma en que vamos a compartir el espacio. Debemos estar dispuestos (ambos miembros de la pareja) a renunciar un poco a ese narcisimo en que creemos ser nosotros los que siempre tenemos la razón. Debemos aceptar la nueva realidad de construir algo de forma conjunta y ver hacia delante como un equipo.

Claro que admirar, querer y estar apasionada por esa otra persona es un gran (enorme y definitivo, sin duda) paso para construir un gran matrimonio o una dichosa vida en común, pero también lo es el hecho de aceptar que hay muchas cosas que debemos decidir en pareja. Renunciar al «yo siempre estoy en lo correcto» y aprender a negociar, son una parte de la inteligencia emocional que si no desarrollamos, seguramente hará cojear a nuestra relación de pareja por años. Es un gran aprendizaje, eso es cierto, pero es sin duda un aprendizaje de amor.

LEAVE A COMMENT