Histeria

Es un trastorno de la personalidad inconsciente que se centra -principalmente- en querer llamar la atención para lograr ser considerado por el resto. Esto se da tanto en hombres como en mujeres, aunque históricamente (e histéricamente) se ha reconocido como un tema meramente femenino.

Me ha causado mucha gracia descubrir el tratamiento que se le daba en la antigüedad a este problema. Empezando por el nombre HISTERIA, viene del vocablo griego hystera, que significa útero. Por aquel entonces se creía que el útero deambulaba por el cuerpo de la mujer, causando enfermedades a la víctima cuando llegaba al pecho.

250px-Sears_-_Aids_That_Every_Woman_AppreciatesGaleno, importante médico del siglo II, escribió que la histeria era causada por insatisfacción sexual. Entre sus síntomas figuraban desfallecimientos, insomnio, pesadez abdominal, espasmos musculares, respiración entrecortada, irritabilidad, pérdida de apetito y “tendencia a causar problemas”.

Lo interesante era el tratamiento que se administraba a las pacientes diagnosticadas con histeria: una estimulación manual de los genitales de la mujer por el doctor,  hasta llegar al orgasmo. Y tal vez propiciado por el malestar de algún marido ante este tipo de tratamientos, se inventó en 1870 el primer vibrador mecánico y en 1873 se empleo el primer vibrador electromecánico en un asilo de Francia.

A finales del siglo XIX la difusión de la electricidad en el hogar facilitó la llegada del vibrador al mercado de consumo. El atractivo de un tratamiento más barato en la intimidad del propio hogar hizo que el vibrador alcanzase una cierta popularidad. De hecho, el vibrador eléctrico llegó al mercado mucho antes que otros dispositivos esenciales: nueve años antes de la aspiradora y diez años antes de la plancha eléctrica. 

La ilustración muestra un anuncio de 1918 con muchos modelos de vibradores.

Originally posted 2008-07-05 23:07:52.

LEAVE A COMMENT