I Los analgésicos y el riesgo adictivo

Un informe del Grupo Parlamentario sobre el Abuso de Fármacos sostiene que “las medicinas para aliviar el dolor, deben venderse en cantidades pequeñas porque pueden causar adicción”. Los mayores temores surgen por la cantidad de pacientes que en los últimos años toman regularmente fármacos que contienen codeína.

El estudio elaborado en Gran Bretaña, y difundido por la Agencia Noticias Argentinas, se focalizó en la dependencia a medicinas con codeína -un compuesto que se encuentra naturalmente en el opio- y estima conveniente que estos medicamentos lleven etiquetas que adviertan sobre los riesgos de adicción.

Según el informe, en los analgésicos “a menudo se combina la codeína con ibuprofeno o acetaminofeno”, por tal motivo advierte que estos compuestos “sólo deben venderse después de una consulta” medica. Además, afirman los autores, debe ponerse fin a los anuncios publicitarios de este tipo de medicamentos.

Luego, el informe destaca que estas combinaciones tienen más poder para el alivio de dolores menstruales, de espalda o dentales Sin embargo, para los especialistas estos medicamentos, independientemente de su eficacia contra el dolor, pueden causar problemas de adicción.

Como ejemplo citan síntomas que aparecen en los pacientes cuando dejan de consumir, tras un uso prolongado, los analgésicos. Entre otros, enumeran: cuadros parecidos a la gripe, con dolores de articulaciones y agitación. Un camino, para los especialistas, es la reducción de la cantidad de tabletas que se vende por paquete.

Para los investigadores “las autoridades de salud deben establecer procedimientos para asegurarse de que los médicos familiares no receten opioides y tranquilizantes sin una buena causa médica”. Según los expertos “hay una falta de información sobre el nivel de adicción a estos fármacos, tanto recetados como de venta libre”.

Los especialistas manifestaron que existen datos que revelan la existencia de personas que, por ejemplo, han tomado medicamentos contra la ansiedad durante 30 años cuando las guías establecen que éstos no deben recetarse por más de cuatro semanas continuas. En esta línea aconsejan “que las autoridades comiencen a estudiar estas cifras”.

Por otra parte, aunque reconocen, que usadas de manera responsable, estas medicinas son muy efectivas para aliviar el dolor, los expertos proponen que se vendan sólo 18 tabletas por caja, y no 32 como actualmente, y que el consumidor las puede obtener, exclusivamente, tras una consulta con el médico o farmacéutico.

Originally posted 2009-01-25 23:24:48.

LEAVE A COMMENT