Joanne Kathleen Rowling

jk-rowlingasPasó de la pobreza y el anonimato a la fama y la fortuna escribiendo los libros de la serie Harry Potter, el niño mago, convirtiéndose en un clásico de la literatura infanto-juvenil y pasión de más de un adulto. Criticada por algunos otros escritores, la saga de Harry Potter ha logrado que los niños y jóvenes disfruten de la lectura de un libro.

Rowling nació el 31 de julio de 1965 en la localidad británica de Chipping Sodbury, cerca de Bristol, en el suroeste de la isla. Amaba la lectura y la escritura desde muy pequeña; a la edad de seis años escribió su primer relato, donde un conejo era el héroe.

Llevó una vida familiar armoniosa, compartiendo sus fantasías y juegos junto a su hermana Dianne; pero una escuela a la que asistía cuando se mudaron a un área rural, le hacía vivir pesadillas. Tanto la atormentaba una de sus profesoras, la Sra. Morgan, que trasladó este nombre para personificar la maldad en sus historias escritas.

Durante la adolescencia siguió escribiendo, pero solo mostraba a sus compañeros algunos de sus divertidos cuentos, el resto de sus manuscritos no los conocía nadie.

Se graduó en lengua y literatura francesa, con la intención de trabajar como secretaria bilingüe. Después de varias experiencias frustrantes en diferentes empresas, unidas a la dolorosa muerte de su madre la llevaron a dejarlo todo a los veintiséis años y a abandonar el país con la intención de enseñar inglés en el extranjero.

En Lisboa, Portugal, mientras daba clases de ingles y escribía en los ratos libres, conoció a un periodista de televisión con quien se casa y tiene una hija, pero el matrimonio no prosperó, así que sola y con una niña regresa a Gran Bretaña con la intención de terminar un libro que hacía un tiempo escribía, sobre un niño mago llamado Harry Potter.

Escribía por las tardes en un café cercano a su humilde departamento. El primer libro de Harry Potter le llevó terminarlo cinco años. Recorrió varias editoriales con la copia mecanografiada por ella misma, hasta que en 1997 consiguió por fin que la prestigiosa firma británica Bloomsbury publicara el libro.

Pocos meses después, Scholastic Press compró los derechos de la novela para Estados Unidos, por una gran suma de dinero para un libro infantil. En un comienzo el éxito la abrumó y no podía seguir escribiendo. Sin acostumbrarse a manejar tanto dinero, con la presión de la prensa y los admiradores, se recluyó por un tiempo.

El éxito de los siguientes libros de la serie (Harry Potter y la cámara secreta y El prisionero de Azkabán) hicieron que se creara una euforia entre sus seguidores que la prensa empezó a llamar «pottermanía».

Condecorada con el título de Oficial del Imperio Británico y convertida en una de las personas más ricas del mundo, intentó escribir los restantes libros de Harry Potter en otros cafés de Edimburgo, lejos del acoso de  periodistas y admiradores.

Originally posted 2008-10-20 08:57:56.

LEAVE A COMMENT