Joyería de alta calidad

Las joyas representan accesorios muy apreciados por las mujeres principalmente, y que se encuentran en una gran variedad en todos los mercados.

Los materiales de los cuales están hechas las joyas son muy diversos, mucho más que oro o plata. Las joyas de muy alta calidad son obtenidas, por ejemplo, de materiales como la cerámica y el tungsteno, que, aunque tengan el mismo peso que el oro, son muy duros, casi indestructibles. El segundo es el material más duro que se conoce en la tierra, con el punto de fusión más elevado entre los metales y, desde un punto de vista químico, no es atacado con facilidad por ningún factor externo como los ácidos más comunes.

Un análisis hecho en el año 2009 por SEBIME, Iberjoya Euromonitor, ha destacado España como el quinto consumidor de joyas a nivel europeo. El mercado de la joyería tuvo beneficios de 1.5 millones de euros en el sector detallista, aproximadamente unos 10 millones de piezas de joyería. El decrecimiento en el periodo 2004-2008 puede pasar sin notarlo, en comparación con los otros países europeos, resultado del impacto de la crisis económica en todos los mercados.

Es verdad que las ventas de las bisuterías hechas de materiales mucho más baratos que los que se utilizan en las joyas de calidad han aumentado, pero, en el caso de la gente que ve en las joyas más que un accesorio sino una inversión, los materiales de alta calidad que hacer joyas del mismo alto nivel siguen siendo los más buscados y comprados.

Las joyas hechas de materiales que duran, además de ser resistentes y poderlas disfrutar por mucho tiempo, se encuentran en unos modelos muy interesantes y atractivos. De forma que no hay que pensar que solo las clásicas joyas de platino, oro y plata son las que llevan diseños espectaculares y los que ofrecen le elegancia deseada. Hay joyas mucho más valiosas y que pueden atraer todas las miradas hacia la persona que los utiliza y que son hechos de materiales no tan conocidos pero de muy alta calidad.

LEAVE A COMMENT