Jóvenes prefieren dedicarse a su trabajo antes que armar una familia

Las cifras son claras: Cada año disminuye más el número de nacimientos no sólo en nuestro país, sino que en el mundo entero, con tasas de fertilidad muchísimo menores que los de la generación de nuestras madres o abuelas.

trabajo El envejecimiento de la población no sólo está dado por la decisión de tener menos hijos que antes, sino que también por la postergación de la maternidad. Hoy los jóvenes, de ambos sexos, prefieren dedicarse a sus carreras en vez de armar una familia.

Hoy más del 60 de los menores de 35 años están dispuestos a no formar una familia, o retrasar la vida en pareja y el tener hijos, si ello significa ascender laboralmente. Ésta generación valora su independencia e individualidad, por sobre los espacios familiares.

Hijos y familia equivalen a responsabilidad, algo a lo que se tiende a huir si es que no reporta satisfacción inmediata en materias financieras y de éxito personal, por lo que prefieren concentrarse en dichas áreas de su vida.

Así, el tener hijos se posterga e incluso sacrifica por ser más exitosos en su trabajo. Al tomar la opción de la maternidad después de los 35 años no sólo aumentan los riesgos de defectos de nacimiento, sino que también disminuyen las posibilidades de quedar esperando un bebé.

Imagen: De ratones y mujeres

Originally posted 2010-04-19 17:51:19.

LEAVE A COMMENT