La aventura del primer día de escuela

Supongo que estaréis de acuerdo conmigo que el mes de Septiembre para las madres y padres de niños de 3 años que comienzan el cole ,es muy difícil para la mayoría.

En mi caso, es mi segunda hija la que comenzó la escuela en Septiembre y aunque creía que estaba curada de espanto de mi primera hija, esta vez, está siendo aún peor.

Ahora que estoy viendo la luz, quiero dar esperanza a todas esas madres y padres que están pasándolo mal en estos primeros meses.

Mi primera hija que ahora tiene 8 años, entró en infantil con justo cumpliendo los 3 añitos. No había ido a ninguna guardería, así que, me planteaba pasarlo mal, viendo como ella lo pasaba peor…pero tendría que aguantar.

Me acuerdo que lloró 2 o tres días, incluso su señorita tubo que llevarla en brazos alguna vez, pero eso fue todo, enseguida lo superó y me quedaba tranquila.En realidad me impresionó que hubiera pasado esos días tan relativamente bien, para no haber ido a la guardería.

Ahora, es mi segunda hija la que entró en septiembre en infantil, también sin ir a guardería…y hasta ahora, que estamos en Noviembre, es cuando la estoy viendo mejor.

Comenzó sus primeros días muy bien, pero una vez que vio que era obligatorio…ya cambió por completo.Comenzó a hacerse pipi en la clase, supongo que para que yo fuera a cambiarla, pero como en su colegio hay monitora que los cambian…pues no se salió con la suya.Después dejó de hacerse pipi y lo que hacía era llorar como una loca a la hora de entrar,cosa que tampoco le servía, ya que su profesora se la llevaba en brazos y no tenía nada que hacer. Dejó de llorar a la entrada, pero comenzó, una vez estaba en la fila…a vomitar, cosa que tampoco le sirvió porque igualmente la cambiaron todas las veces.

Esta semana es la única que ya ni llora, ni se hace pipi, ni vomita…así que me está dejando más tranquila.

Supongo que hay muchos padres con ésta misma situación y quiero darles ánimos, que piensen que todo esto es una racha mala que tienen que pasar, que aunque sus hijos se vallan llorando a la escuela, una vez dentro, se les pasa a los 5 minutos y los padres somos los que nos llevamos toda la mañana pensando en ellos.

Hablad con ellos de lo que hacen en la escuela, de sus compañeros y aportándole alegría a la hora de hablar de su señorita, es un buen método para animarlos en estos primeros meses de adaptación.

Etiquetas de Technorati: ,,,

Originally posted 2008-11-15 21:41:50.

LEAVE A COMMENT