Las bondades del aceite de oliva virgen

El aceite de oliva virgen sirve para aderezar gran cantidad de platos, es nutritivo y a la vez, tiene propiedades como calmante para la inflamación del nervio ciático, para el reuma y la artrosis y para bajar la presión arterial. Las hojas del olivo hervidas y el aceite virgen mezclado con otros elementos también tienen propiedades antioxidantes y benéficas para la salud.

El aceite de oliva es un líquido entre amarillo y verdoso que se extrae de la pulpa de la aceituna, que es el fruto del olivo, un árbol con hojas alargadas y flores pequeñas de color blanco amarillento. Es oriundo de la cuenca mediterránea, en la antigüedad lo comercializaban pueblos como los griegos, fenicios y romanos. Llegó a América con los españoles.

Los aceites de oliva se dividen en vírgenes y refinados.  Los vírgenes se obtienen al exprimir en frío una pasta elaborada con aceitunas trituradas. Los refinados se exprimen en caliente una vez que se realizó la primera prensada, se convierte en comestible tras la refinación  y contiene menos vitaminas que el virgen, también llamado “de primera prensada”.

Las abuelas llegadas a América de Portugal, España e Italia conocen muy bien saludables recetas caseras con el aceite de oliva. En una nota especial en la sección salud, la revista argentina Buenas Ideas enumera un abanico de recetas como las siguientes:

Estreñimiento: una cucharada sopera de aceite de oliva virgen con un té de manzanilla, en ayunas.

Reumatismo: Aceite de oliva virgen mezclado con alcanfor, revolver hasta que este último se disuelva, luego masajear con la mezcla la parte dolorida.

Acné: un cuarto litro de aceite de oliva virgen con 100 gotas de aceite esencial de lavanda. Friccionar la zona afectada.

Sabañones: aplicar el aceite de oliva virgen en la parte afectada.

Originally posted 2009-01-05 02:14:07.

LEAVE A COMMENT