Los gatos y los niños

Seguro que si sois madres habréis oído más de una vez a vuestros hijos pidiendo una mascota con la que jugar, y es que la mayoría de los niños quieren una mascota, ya sea un perro, un gato, un hámster, un conejo o un pez, cualquier animal les vale.

Si decidís tener una mascota en casa con vuestros hijos, primero deberéis tener muy claro lo que ello implica, para que ni el animal, ni vuestros hijos sufran ningún daño.

La experiencia de estar a cargo de un ser vivo, puede ser muy valiosa y enriquecedora para los niños, ayudándoles a desarrollar su responsabilidad, y su personalidad, y aprender el respeto y el amor por los animales, aunque debes de tener desde el primer momento claro que siempre la relación de tus hijos con las mascotas debe ser bajo tu supervisión, pues puede ser un desastre si no se siguen ciertas normas.

Algo que debes tener en cuenta es la edad del niño, pues no es lo mismo regalar un gato o un perro a un niño de 10 años que a uno de dos o tres que lo verá como un juguete que se mueve y puede llegar a hacerle daño o hacérselo a si mismo, y además si se regala un gato de pocos meses, debes tener en cuenta que son muy frágiles, y un simple abrazo más fuerte de lo normal o una mala caída pueden ser mortal.

Lo ideal si es que no tienes un gato y quieres regalarle un gatito a tu hijo pequeñito es que sea un gato adulto es decir mayor de un año, o de dos años en adelante.

Originally posted 2009-05-11 23:13:29.

LEAVE A COMMENT