Lugares ‘amigos de las mamás’ (y de los niños!)

salalactancia A ver cómo os cuento. Yo iba a empezar este post con algo que a mí me parece muy positivo, y creo que lo es. Pero cuando he profundizado un poco en el tema, me he encontrado con sus puntos oscuros. Os cuento.

La semana pasada estaba yo mirando a ver qué podría haber de jugoso en las rebajas en Ikea y el centro comercial Airesur, en Sevilla. Yo soy -perdón por la palabra- muy meona, y tuve ocasión de entrar tanto en los servicios uno como de otro. Ya sabía que Ikea tenía sala de lactancia, pero cuál fue mi sorpresa que cuando fui a los de Airesur, también había! No sé si por iniciativa propia, o porque la comparación ofendería, pero bueno. El caso es que había, y no sólo eso! en lo que era el cuarto de baño de señoras, en cada cubículo, hay unas sillitas plegables ancladas en la pared de cada uno, con sus cinturones de seguridad. En un principio, me pareció una gran idea, porque el bolso se puede dejar en una percha, pero, en donde pones un niño?? :)

Cuando llegué a casa y se lo conté a mi marido y a mi suegra, les pareció muy curioso. Pero mi marido, que es así, vino a concluir que el niño mejor que en la silla plegable, estaría mejor fuera con su padre dejando a su madre hacer sus necesidades tranquila. Y que lo suyo es que esas sillitas también las hubiera en el servicio de caballeros, o no puede haber papás que vayan solos con sus hijos de compras?

Y ahí me surgen las grandes incoherencias de nuestra sociedad. Efectivamente, parece que los niños siempre tienen que ser cuidados por sus madres, en exclusiva. Y en fin, claro, es bueno y positivo facilitar las cosas a las mamás. Pero, no habría que facilitárselas también a los papás? A unos porque querrán hacerlo, aunque sean pocos todavía, y a otros quizá para que vean el ejemplo, y con un poco de esperanza, lo sigan.

Por otro lado, hay mujeres que opinan que las salas de lactancia son una forma de esconder a las mamás, para que el público general no se incomode viendo el ACTO MÁS NATURAL E INOCENTE que existe. Pero también hay mamás que se apuran porque a ellas tampoco les resulta cómodo que las estén mirando. Al final, me ha gustado la opinión de una mami que leí en un foro, que decía que a ella le parecían bien y tenía que haber muchas más y mejor acondicionadas, siempre y cuando no se obligara a las mujeres a ‘encerrarse’ en ellas. Que si alguna quiere dar el pecho en otro lado no sea motivo de reprobación (como tristemente ha ocurrido en más de una ocasión).

Moraleja: los lugares públicos tienen que avanzar hacia ser ‘amigos de la familia’ en general, sin discriminación :) no os parece?

LEAVE A COMMENT