Madres malas

Me ha llegado por email uno de esos Power Point que se mandan en plan cadena y que tanto odio. Pero en este caso me ha gustado y os lo voy a comentar. Se trata de ser madres malas. El texto original fue escrito por un profesor de ética y se popularizó a raíz de la muerte de dos adolescentes de las que sus madres (y padres, imagino) no sabían donde estaban pasando el fin de semana ni con quien.

El texto menciona una serie de puntos que las madres deberían cumplir a pesar de ser tachadas de malas por los hijos. Entre ellos, saber con quien salen tus hijos, a donde van y a qué hora volverán, decírselo si algún amigo o amiga no te parece adecuado para ellos, obligarles a hacer sus tareas aunque a ti te cueste mucho menos hacerlas, empeñarte en que hagan lo correcto incluso a costa de sacrificios para ellos y para ti, obligarles a comer sano, insistir para que digan siempre la verdad, confesarles cuando te han decepcionado y, sobre todo, decirles NO cuando es necesario.

Recuerdo que mi madre nunca se preocupaba demasiado por la hora a la que yo llegaba, mientras otras madres esperaban despiertas. Todas me decían que menuda suerte tenía y yo en el fondo quería que ella fuera como las demás. Pero ella estaba tranquila porque confiaba en mí. Y el peso de esa confianza era mayor que cualquier castigo que hubiera podido ponerme. Y nunca le defraudé. La cuestión es saber transmitir a los hijos o hijas que deben ser responsables e ir dándoles libertad en función de cómo responden a esas responsabilidades.

Originally posted 2007-12-10 16:24:32.

LEAVE A COMMENT