Maquillaje y gafas

Muchas mujeres usan anteojos y creen que no vale la pena maquillarse. Llevar gafas no es impedimento para lucir bien, por el contrario, es casi imprescindible para destacar tus ojos.

Para elegir el maquillaje hay que tener en cuenta la característica de los cristales de corrección. Si los cristales tienen coloración, modifican los tonos del maquillaje, por lo tanto, tienes que probar antes de decidir el definitivo. Los cristales para miopía hacen que los ojos se vean más pequeños; los que corrigen presbicia o  hipermetropía hacen que los ojos se vean más grandes y se noten más las líneas de expresión. Los cristales que corrigen astigmatismo, producen modificaciones que casi no se notan.

Si tienes miopía, para destacar tus ojos y que se vean más grandes es importante colocar sombras intensas. Para delinear el ojo, traza una línea neta y fina pegada a las pestañas, alargando el ángulo externo del ojo, en ambos párpados, superior e inferior. La idea está en que las dos líneas se unan para hacer que el ojo se vea más grande. Si tus ojos son redondos y prominentes, coloca una sombra oscura en el párpado de arriba, cerca de las pestañas. Utiliza varias capas de máscara en las pestañas, cepillándolas entre capa y capa para que queden prolijas y despegadas.

Si tienes hipermetropía tienes que evitar agrandar los ojos. Las sombras deben ser en tonos suaves y opacos, los iridiscentes acentúan las arruguitas. Delinea los ojos con un tono similar a la sombra o en concordancia con el color del iris. Bordea sólo el párpado superior. La máscara para pestañas debe ser liviana.

Si tienes astigmatismo, tu maquillaje no varía a cuando no usas los anteojos. Elige sombras en armonía con el color del iris. El trazo del delineador puede ser en un tono intenso pero esfumado. Puedes colocar abundante máscara de pestañas.

Originally posted 2009-01-14 15:44:05.

LEAVE A COMMENT