Mesoterapia

La Mesoterapia es sin duda el tratamiento  en el que más ha evolucionado la tecnología al servicio de la belleza. Se trata de una técnica antigua en la que la tecnología ha ido  perfeccionando la aplicación, los métodos y el sistema hasta el punto de que podría haberse bautizado con otro nombre porque muy poco tiene que ver la mesoterapia del siglo XXI con la de finales del siglo XX.

La mesoterapia consiste en la infiltración de pequeñas cantidades de medicamentos alopáticos que desarrollan una acción antagónica  para combatir el problema del que se trate y que puede ser muy diferentes de la celulitis y la grasa, aunque es en estos campos donde consigue resultados más espectaculares. El procedimiento es sencillo, rápido y con escasas contraindicaciones.

Cada vez resulta más habitual su práctica sin infiltración, por vía  percutánea  a través de la piel, mediante sonoforesis (energía ultrasónica), electroforesis (impulsos eléctricos) o luz pulsada.

Es importante informarse muy bien antes de seguir un tratamiento de mesoterapia porque, como sucede con todos los tratamientos de éxito, existen muchos imitadores y profesionales poco recomendados.  También existen clínicas que viven de la fama conseguida hace más de treinta años y que apenas han evolucionado.

Como la forma de aplicación del tratamiento es sencilla, el secreto está en la tecnología o en la calidad de los aminoácidos que se aplican y que resultan difíciles de identificar a una persona común por lo que habrá que acudir a clínicas y profesionales de toda garantía y esto no corresponde siempre con la fama de los mismos.

Imagen: http://mujerdiaria.com

LEAVE A COMMENT