Miedo al dentista

A pesar del avance tecnológico que han experimentado las ciencias odontológicas; el miedo de las personas de asistir al dentista sigue estando tan intacto como siempre.

Este miedo es llamado “dentofobia”, y es un trastorno que consiste en síntomas como palpitaciones y sudores, que aparecen cuando hay que asistir a un consultorio odontológico o en ocasiones tan solo al hablar de dicho tema.

Este miedo puede llegar a ser tan extremo, que la persona simplemente llegue a evitar asistir al odontólogo, perjudicando así la salud y estética de sus dientes. Un ejemplo de esto, son las miles de personas que rechazan la ortodoncia y prefieren vivir con el apiñamiento de sus dientes, sin tomar en cuenta que esto puede traer consigo otras consecuencias negativas en la salud bucal.

La mejor técnica para aquellos que tienen miedo al dentista es la sedación consciente. Con esta técnica, mientras el paciente duerme, el dentista trabaja. Esta es muy usada en España, caso de esto es el dentista barcelona de Implantes dentales.

Por suerte existen otras técnicas para evitar sentir miedo al dentista. En primer lugar, es importante ser conscientes de que esta fobia suele tener su origen en la niñez, ya que muchos traumas o situaciones incomodas vividas en esta etapa marcan de manera determinante el futuro de la persona. Por lo cual, los padres tienen que poner especial atención en lograr que el niño se sienta cómodo en el dentista y que se familiarice con este varias veces antes del día de la consulta; De esta manera podemos evitar futuras fobias.

Si ya se es adulto y se padece de esta fobia, también existen técnicas para evitar sufrir al asistir al odontólogo, entre los cuales son ideales los ejercicios de relajación, yoga y meditación. Otro factor muy importante es la confianza en el dentista, con el que se debe crear un clima de comunicación; en el que se le pueda expresar todo lo que se siente y en caso de que el paciente se sienta muy mal, este pueda tomar un descanso.

Recuerda además que hoy en día también existen técnicas odontológicas que disminuyen el dolor, como por ejemplo gel que se aplica en la zona antes de inyectar la anestesia, de manera que no se sienta cuando la aguja entre. Algunos odontólogos inclusive están empezando a utilizar técnicas de hipnosis que relajan al paciente.

Por último, recuerda que el secreto del control de este miedo, está dentro de ti, y nadie mejor que tu para eliminarlo. Lo más importante es no dejar de asistir al odontólogo a raíz de esta fobia, porque más será el sufrimiento y el dolor que trae consigo una caries.

dentista barcelona

Originally posted 2010-07-19 09:48:18.

LEAVE A COMMENT