No todo está bajo control

La disminución de los fitoestrógenos en el climaterio puede afectar también a los músculos del suelo pélvico, sobre todo en mujeres que han tenido embarazos y partos, así como las que sufren obesidad. Estos músculos denominados perineales son los encargados de sostener en su posición correcta y en suspensión la vejiga, el útero y el recto.
¿Te ha pasado que se te escape un poco de orina al toser, estornudar o reírte?¿Son tus relaciones de pareja dolorosas últimamente?
La incontinencia urinaria aparece en un porcentaje alto de mujeres a partir de cierta edad y se agrava en el climaterio. Es posible prevenir esta problemática e incluso lograr que disminuya o desaparezca.
La falta de estrógenos provoca la pérdida de tono y la flacidez de los músculos del periné, los que se vuelven más laxos y flojos. Por ello, dado que estos músculos tienen la misma consistencia que el resto de los músculos de nuestro cuerpo, el ejercicio específico y practicado en forma regular los puede fortalecer.
El Dr. Arnold Kegel ideó en 1948 los famosos “ejercicios de Kegel”, unas pautas de gimnasia que ayudan a fortalecer los músculos perineales. Acuerda con tu médico el momento de comenzarlos.
El cambio hormonal también influye en la hidratación y elasticidad de la mucosa de la vagina y ocasiona en algunas mujeres sequedad vaginal. También en este caso se puede prevenir. Tu ginecólogo es quien mejor puede indicarte las diferentes soluciones.

Originally posted 2009-09-17 12:53:43.

LEAVE A COMMENT