Octavo mes del bebé

Se amplía el universo de tu bebé. Es muy probable que ya se desplace solo, arrastrando su abdomen, gateando, o sentado usando una mano y un pie para impulsarse. Todos estos movimientos le sirven para fortalecer los músculos que pronto le ayudarán a caminar. Es fascinante ver cómo resuelve el problema de moverse de un lugar a otro. También puede pararse solo, sosteniéndose de un mueble o de las piernas de sus padres.

En esta etapa de movilidad, comienza el tiempo de las caídas y los golpes. Es inevitable, y aunque vivas de sobresalto en sobresalto, disfruta viendo a tu bebé cómo explora y descubre sus límites.

Dada sus nuevas posibilidades y su curiosidad, es el momento de empezar a hacer algunos cambios en la casa, para que sea segura para él. Debes cubrir los toma corrientes, cambiar de lugar los objetos peligrosos, los que se puedan romper, guardar bajo llave los productos de limpieza y los medicamentos, proteger las esquinas de los muebles bajos, colocar rejas en la parte de arriba y en la parte de abajo de las escaleras para evitar el acceso a ellas.

A los 8 meses tu bebé adquiere la habilidad de usar sus dedos índice y pulgar a modo de pinza y de esta forma, puede tomar pequeños objetos con más precisión. También puede señalar con el dedo índice un objeto de su interés, y puede manifestar su elección para usar la mano derecha o izquierda.

Su personalidad comienza a definirse, el carácter y las emociones se acentúan a partir de este mes. En esta etapa, la mayoría de los bebés atraviesan un período de temor y angustia, conocido como "angustia del octavo mes". Lo notarás si despierta por las noches llorando desesperadamente, se vuelve tímido con personas conocidas, se molesta o llora al verlas. Es una crisis de crecimiento que se supera en unas semanas. Solo necesita de tu amor, tu protección y cuidado.

Originally posted 2009-01-05 14:30:06.

LEAVE A COMMENT