Organizando la boda

images Cómo llegar a la iglesia sin morir en el intento
Los preparativos para una boda tiene muchos detalles, así que empieza a definirlos con varios meses de anticipación.

Se pone interesante desde el comienzo, a la hora de hacer la lista de invitados.
Decidir el presupuesto, suele simplificar o complicar mucho las cosas para dejar afuera a parientes o amigos indeseables, y equilibrar la balanza con el número de personas entre ambas familias.

Si no tienes tías, abuelas o vecinas para que te hagan los souvenir, centros de mesa, la comida, el cotillón, mejor contrata a alguien que organice eventos y te simplifique la vida.
El se ocupará de la música, el show, la mantelería, la vajilla, y la decoración.

Con la organización de este gran evento se pone a prueba los nervios de la familia y la compatibilidad de la pareja.  Hay que ponerse de acuerdo con el modelo de las alianzas, el destino de la luna de miel, el salón, las tarjetas de invitación, la elección de los testigos, etc.

Fundamental hacer prueba de vestuario con la modista a último momento, porque con las corridas, los nervios y las indecisiones de última hora, habrás adelgazado lo suficiente como para un papelón al tercer paso entrada en la iglesia.

Lo cierto es que el esfuerzo valdrá la pena, y el evento será inolvidable para los invitados.
Si, para ellos. Porque entre la preocupación porque todo salga bien, el cansancio acumulado, las idas y venidas en la fiesta, tomando mas que comiendo, y las luces del carnaval carioca, llegas al hotel, y sin sacarte el traje, antes de apoyar la cabeza en la almohada, ya te dormiste.

Menos mal que contrataste filmación y un buen fotógrafo para enterarte qué pasó desde las nueve de la noche hasta las seis de la mañana.

Originally posted 2008-06-17 09:52:49.

LEAVE A COMMENT