Para qué sirve la amniocentesis

La amniocentesis es una de los exámenes que suelen practicarse a las mujeres embarazadas y consiste en la extracción de una pequeña cantidad de líquido amniótico desde el útero, insertando una aguja a través del vientre materno.

Normalmente se efectúa en el segundo trimestre del embarazo y tiene por objeto el diagnostico temprano de  enfermedades genéticas o cromosómicas tales como el Síndrome de Down, amniohemofilia, fibrosis quística, entre otros trastornos. También es muy útil en los casos donde exista incompatibilidad del factor RH, es decir cuando la madre posee un grupo sanguíneo con factor RH negativo, mientras el padre es RH +, lo que puede provocar problemas tanto a la madre como al feto.

La amniocentesis no está recomendada para toda mujer embarazada, sino que para grupos de alto riesgo como las mujeres mayores de 30, aquellas que posean un historial de enfermedades genéticas en la familia, quienes tengan hijos con alguno de los trastornos mencionados anteriormente, ya que el examen conlleva ciertos riesgos, que van desde pequeñas fugas de líquido amniótico o sangrada vaginal, hasta llegar a la pérdida del embarazo.

Tu obstetra sabrá indicarte si es que es necesario que te realices el examen y la mejor manera de hacerlo, protegiendo a tu niño antes de nacer, ya que los médicos estarán listos para darle el mejor tratamiento posible en el caso de estar enfermo, una vez que llegue al mundo.

Imagen: My Testing Options

Originally posted 2009-07-14 08:30:55.

LEAVE A COMMENT