Pasteles de carne

En ciertas ocasiones, y todas las ocasiones son especiales, nos apetece realizar una comida algo más elaborada. Es cierto eso de que la comida entra por los ojos y lo comprobamos a diario. Hoy proponemos unos pasteles de carne en hojaldre que dejarán boquiabiertos a nuestros invitados.

Para la receta de hoy necesitaremos:

4 láminas de masa de hojaldre congelada              Carne picada de cerdo y ternera

2 lonchas de tocino                                                2 huevos

1 trozo de matequilla                                             sal

harina                                                                    pimienta

Precalentaremos el horno a máxima potencia. Extenderemos el hojaldre sobre una superficie lisa para que se descongele. Cortaremos el tocino en dados pequeños con unas tijeras, es mejor quitar primero la corteza. Batiremos los huevos en un recipiente grande. En dicho recipiente, junto a los huevos añadiremos el resto de los ingredientes: la carne picada, el tocino, la sal y la pimienta. Lo mezclaremos todo bien con un tenedor, a poder ser de madera, y dejaremos la masa en la nevera.

Con un cuchillo, cortamos el hojaldre 24 trozos cuadrados. Encima de cada cuadrado pondremos una cucharada de la mezcla que teníamos preparada y que dejamos macerándose en el frigorífico. Envolveremos el hojaldre como un paquete pequeño. Para que queden bien cerrados, humedeceremos los bordes y los apretaremos con los dedos.

Untamos la fuente con mantequilla y espolvorearemos harina por encima. Ahí colocaremos los pastelillos alineados y no demasiados juntos, ya que, al cocerse, aumentarán de volumen. Meteremos la fuente en le horno y dejaremos que los pasteles se cuezan durante 20 minutos, hasta que el hojaldre haya crecido bastante y se hayan dorado. Se pueden comer fríos y también calientes.

Si queremos que brillen, los untaremos con huevo batido antes de ponerlos en el horno.

LEAVE A COMMENT