Pintoras de la historia III

E-Louise Vigée-Le Brun (París (1755 – 1842) 

 mm.png

Pintora francesa. Se inició en la pintura junto a su padre, pintor que se considero mediocre y a posteriori. En 1775 tenía ya un gran renombre entre los medios aristocráticos lo que hizo que se abrieran nuevos caminos a en su carrera de pintora (retratos de la condesa de Brionne, de la duquesa de Orleans). Su retrato de María Antonieta (1779), está considerado como una de sus mejores obras y una de las más importantes que hecho en su vida .A raíz de la Revolución francesa emprendió un largo viaje, viviendo en Roma, Nápoles, Viena, Berlín, San Petersburgo y Moscú, donde dejó testimonio de sus notables dotes de retratista. En 1802 regresó a Francia, y después se trasladó a Londres, donde pintó los retratos del príncipe de Gales y Lord Byron. Entre sus obras más representativas destacan: los Autorretratos, el retrato de Madame Staël, el de lady Hamilton y los múltiples retratos de María Antonieta. Ha dejado unas memorias: Recuerdos (1835-1837).  

Eva Gonzalés (1849 – 1883)

 xx.png

Hija del escritor francés, Enmanuel Gonzalés, la joven burguesa empezó sus enseñanzas en el estudio de Chaplin en 1865 y más tarde en el taller de Edouard Manet para convertirse en modelo y alumna. La influencia de Manet en su pintura es muy significativa hasta 1872, en que empieza un estilo más personal, especializándose en obras al pastel y tonalidades claras. En 1879 se casó con uno de los hermanos del grabador Henri Guérard, naciendo de esta relación su hija Julie. Falleció 5 días después de la muerte de Manet, a causa de una embolia motivada por un parto.

Elisabetta Sirani (1638-1665)

autorretrato.jpg

A los 19 años Elisabetta comenzó a pintar como actividad profesional y pronto se hizo cargo del taller de su padre cuando se encontró incapacitado por la gota. A través del arte, la joven pudo mantener a sus padres y sus tres hermanos.

Elisabetta trabajaba con asombrosa rapidez. Su taller llegó a ser visitado por amantes del arte de toda Europa, interesados en presenciar su proceso pictórico.

La pintura, el dibujo y el grabado no fueron las únicas actividades cultivadas por esta artista; también incursionó en la música y la poesía. En todos estos ámbitos desarrolló sus obras en torno a temas históricos y religiosos. También realizó retratos, pero lamentablemente ninguno ha sobrevivido, salvo sus autorretratos. 

Originally posted 2008-12-31 04:52:02.

LEAVE A COMMENT