Plataforma vibratoria

La plataforma vibratoria es el aparato de gimnasia que está revolucionando los gimnasios. Estimula diferentes partes del cuerpo a través de vibraciones continuas de diferente intensidad, provocando una rápida contracción y distensión de los músculos.

Como se puede regular su intensidad y velocidad, se consiguen los mismos resultados que haciéndolo de la forma tradicional, aunque en menor tiempo y sin necesidad de realizar esfuerzo físico.

El funcionamiento de la plataforma vibratoria es muy sencillo. Te subes a la misma y seleccionas el programa y la duración. Dependiendo de la zona a trabajar, deberás colocarte en distintas posturas mientras la plataforma vibra. La sesión de trabajo dura entre 20 y 25 minutos aproximadamente, con ciclos de entrenamiento de 1 minuto a los que sigue 1 minuto de reposo.

Los beneficios del uso de las plataformas de vibración son múltiples, entre los que se encuentran:

Tonificación de los músculos por la vibración.

Efecto reafirmante, por lo que se utiliza mucho tras tratamientos reductores que dejan la piel flácida.

Ayuda a combatir la celulitis, ya que previene la retención de líquidos.

Procesos de rehabilitación muscular.

Tratamiento preventivo de la osteoporosis, ya que las vibraciones ayudan a fortalecer el hueso sin dañar las articulaciones

Durante el ejercicio sentirás vibrar todo el cuerpo, no tendrás dolor de ningún tipo; es más, experimentarás enseguida una sensación de bienestar.

Para empezar a notar sus resultados basta con 3 sesiones semanales de 15 minutos o una sesión diaria de 10 minutos, escogiendo aquellas posturas que entrenen los músculos que deseas tonificar y en un mes tendrá resultados visibles.

Imagen: http://www.diles.es

LEAVE A COMMENT