Primer mes del bebé – 2da. Parte

El bebé sonríe: Desde las primeras horas de vida el bebe puede sonreír mientras duerme o está tranquilo después de comer, pero no lo hace como una respuesta social, sino como un reflejo. Hacia la 3a. o 5a. semana aparece una sonrisa diferente como respuesta a un estímulo, como la voz de mamá o una caricia.  Es importante saber que, si un bebé no sonríe después de la 6º- 8ª semana de vida, debe ser estudiado.

El cuidado del ombligo:  El cordón umbilical, tras ser cortado, se va secando. Esa porción de cordón se va a caer en los próximos 4 a 10 días. Hay que asegurarse de que se vaya secando y cicatrizando de manera normal, para eso, hay que evitar que se moje durante el baño. En cada cambio de pañal, hay que limpiar el cordón con alcohol de 70º a 90º para facilitar su secado. Mantenerlo limpio evita las infecciones, y tranquila… que al bebé no le duele nada.

Heces:  La primera deposición del bebé es negra, espesa y pegajosa. Se llama meconio, y suele expulsarlo durante las primeras 24 hs. de vida. En los días siguientes, si el bebé toma pecho, las heces suelen ser de color amarillo-oro, algo líquidas y con grumos. Su olor un poco ácido, ya que la leche materna hace que en el intestino del bebé se desarrolle un tipo de bacterias beneficiosas que hacen que no se formen otras más perjudiciales. Si el bebé toma un tipo de leche artificial, sus heces serán de distintos colores (amarillo mostaza, verdosas, marrones…), más espesas y menos veces al día. El olor es muy diferente también, es más bien fétido.

Gases:  Casi todos los bebés tragan cierta cantidad de aire al mamar, y tragan más aun cuando toman biberón. Es conveniente ayudar al bebé a expulsar esos gases (eructos), una vez terminado de comer. La mejor postura para lograrlo es sosteniéndolo en posición vertical, con la cabeza alta, sobre el hombro. Otros bebés eructan estando sentados o boca abajo. Es normal que al eructar salga un poco de leche, que a menudo ya está cortada.

La expulsión de gas procedente de la digestión, o sea, del intestino, a través del ano, puede acompañar o no a la emisión de heces. Todos sabemos qué se siente cuando pasan gases por el intestino, o se dificulta eliminarlos,  pero el bebé nunca lo ha sentido antes y por eso suele llorar.

Originally posted 2009-01-02 17:44:30.

LEAVE A COMMENT