Primera cita

primera cita

Tal día, a tal hora está fijada la cita con él. El entusiasmo y la curiosidad se mezclan con nerviosismo y el recuerdo de alguna otra primera cita que terminó siendo un fracaso. Ambos van a estudiarse mutuamente y se espera que el primer interés que llevó a concretar esa cita, se prolongue en los días. Aunque siempre es bueno no tener demasiadas expectativas, es bueno recordar algunos temas, para pasar ese primer encuentro de la mejor manera posible.

Es probable que estemos algo nerviosas, porque es difícil ocultar las emociones. Por eso siempre es bueno comentarle a nuestro compañero esa situación, para estar a resguardo de alguna metida de pata, y pueda disculparnos.

No es bueno hablar de nuestros sentimientos en la primera cita, porque esto podría asustar o hacer que se lleve una idea equivocada de nuestra persona. Otro aspecto importante es hacer sentir cómodo a nuestro acompañante, mostrándonos cálidas y acogedoras para que esa persona que nos gusta se encuentre en un ambiente agradable. Así mismo hay que equilibrar el hablar y el escuchar, es importante escuchar y respetar lo que nos cuenta.

Trata de esquivar los temas que tengan que ver con religión y política. Es muy pronto para conocer su manera de pensar y no sería bueno entrar en una confrontación el primer día. Mejor dejarlo para mas adelante. Tampoco es bueno hablar de dinero y por nada del mundo hablar de nuestros fracasos amorosos como tema principal, ni de lo desastrosas que fueron otras primeras citas.

Para elegir la ropa que vamos a usar ese día, es bueno saber de antemano a qué tipo de lugar iremos, para estar acorde a ello. No es lo mismo ir a tomar un café por la tarde, que una cena en un elegante restaurante por la noche. Sea el lugar que sea, la ropa apropiada será aquella con la que estemos cómodas y seguras, que no tengamos que estar pendientes de que si se baja el escote, se arruga la falda, o se rompió la cremallera.

Una primera cita puede no ser lo que esperamos, por eso es bueno tener un plan alternativo. No estaría mal que al llegar,  le digas que tal vez tengas que irte en un par de horas. De ese modo no resultará brusca tu huida, si el acompañante resultó no tener nada en común contigo.

Originally posted 2008-04-11 10:00:48.

LEAVE A COMMENT