Qué hacer si mi hijo preescolar es agresivo

Los padres solemos decirles con frecuencia a los chicos que los problemas se arreglan hablando, pero cuando empiezan a ir al preescolar, se encuentran en un mundo totalmente distinto, y en donde el orden muchas veces depende del más fuerte.

Es en esa edad donde muchos chicos pueden desarrollar y presentar conductas agresivas, las que pueden ir desde empujar o golpear ocasionalmente, a un patrón de conducta que cada vez de hace más serio y grave.

agresivo En general, es normal que un niño de entre 4 y 6 años, tenga alguna conducta ocasional que implique violencia leve, como parte de una respuesta natural ante otro tipo de agresiones. Lo importante es reprenderles en el momento, y explicarles que ese tipo de comportamiento no será tolerado. A esa edad la reprimenda debe ser inmediata, ya que si esperamos, el niño olvidará porqué le estamos retando.

Lo primero que debemos hacer si es que un chico agrede a otros, es separarlo momentáneamente y esperar que se calme. Una vez que lo haga, dejémosles que exprese las causas de su comportamiento, y repare los daños, ya sea pidiendo disculpas o arreglando el desorden que puede haber causado. Si se repite, un castigo podría venir en orden.

A esa edad, los castigos deben corresponder a una situación concreta y tener una duración determinada. Por ejemplo: Hoy no podrás ver televisión, o no iremos a tomar helado. Si es que expresamos cosas como; el fin de semana no iremos al cine, y es lunes, el castigo pierde efectividad, ya que para entonces el chico no recordará que causó esa consecuencia.

Si es que la conducta agresiva se vuelve un patrón, es hora de buscar ayuda de expertos. Un sicólogo infantil puede ayudarnos no sólo a corregir el comportamiento, sino que también a entender qué lo causa. Muchas veces la violencia es una respuesta a situaciones que pueden estar ocurriendo en casa o en la escuela.

Recordemos que no existen los niños malos, y que un mal comportamiento debe ser entendido como una respuesta que requiere ser corregida y también investigada. Así permitimos que el chico se desarrolle de manera adecuada, integrándose socialmente con los demás.

Imagen: Kindsein

LEAVE A COMMENT